REGÍSTRATE AQUÍ
Coprodeli es la red social peruana que puede funcionar sin saldo de internet. Es gratis y siempre lo será.


Perú sin cambio, es un país rumbo al fracaso. Por Luis H Cabrejo.

RESÚMEN DE LA DESGRACIA NACIONAL : Voy a escribir, y voy a seguir actualizando en estas lineas, usando lo último en tecnología de sistemas, todo lo que hasta el momento puedo analizar del panorama actual, mi parecer y sentimiento. Compilación de varios aspectos y fuentes de actualidad.

Corrupción Perjudica y Desmoraliza.

La corrupción política perjudica la esperanza de prosperidad y estabilidad en los países en vías de desarrollo y hace daño a la economía mundial. La democracia se debilita y los ciudadanos pierden la confianza en los políticos. Es por ello que cualquier tipo de corrupción afecta a todos los sectores del país.

El daño social que causa la corrupción es sumamente preocupante, ya que el vivir en un país corrupto desmoraliza a los ciudadanos, es decir, nos hace sentir que no vale la pena ser honestos, que tampoco vale la pena acatar las leyes porque de todos modos nadie lo hace, ni siquiera el propio gobierno.

Vivimos en la desconfianza e insatisfechos con nuestros propios gobernantes, no creemos en nuestro sistema judicial, legislativo ni administrativo, dudando de su eficiencia y de sus intenciones. La sociedad se encuentra envuelta en un círculo vicioso, tú corrompes porque el gobierno te corrompe en un círculo vicioso infinito difícil de romper.

Integridad se Aprende

Integridad, definida como el aspecto más complero de la ética y la moral, muy relacionada al honor de una persona, al igual que la corrupción, se aprende (muchos aseguran que desde la infancia). Lamentablemente, en muchos países la corrupción ha sido tolerada durante generaciones. En muchos casos, la corrupción se encuentra institucionalizada y arraigada en la sociedad de un país, y esto impide distinguir la diferencia entre la corrupción como un problema y como simplemente “el modo normal de hacer las cosas”. Ese es el ejemplo que ellos ven y aprenden, por consiguiente, es emulado y repetido, mejorado y sofisticado en todo nivel, desde un simple delincuente callejero, hasta los más altos niveles del gobierno.

JUVENTUD AFECTADA

Por lo general, la corrupción afecta a los jóvenes en muchísimos ámbitos, como estudiantes, activistas, ciudadanos, trabajadores, clientes y votantes. Jóvenes que probablemente enfrentan diariamente hechos de corrupción en lo cotidiano y en la prensa desde el mínimo favor que reciben a cambio de algún beneficio dado a la otra parte o viceversa hasta lo más escandaloso en las altas esferas y lo consideran, justamente, el modo normal de hacer las cosas. Es el supuesto errado ejemplo a seguir, dónde no interesa los niveles de estudios ni el grado académico ni meritorio que se tenga, ya que es un flagelo transversal, donde todos los niveles están comprometidos.

SIN METAS CLARAS

Mientras no alcancemos altos niveles de libertad de prensa, (que en la actualidad se encuentra secuestrada), con acceso limitado a información sobre presupuestos que permite conocer de dónde proviene dinero y cómo se gasta, con el acceso a los contratos que se suscriben entre las partes es nula en transparencia, conjuntamente con un bajo nivel de integridad entre quienes ocupan estos cargos públicos que las firman, acompañado de un Poder Judicial que no funciona y es fácilmente comprado, el panorama nunca será claro.

Los países en las últimas posiciones del ránking mundial de corrupción se caracterizan por una deficiente gobernabilidad, instituciones públicas frágiles, y la falta de independencia en los medios de comunicación. Las redes sociales aquí se convierte en la alternativa de comunicación, en realidad es el 5to poder del ciudadano.

Desconectados.

"Más ignorantes, menos preocupados" ¿Para qué vas a conectarlos al Internet? Ya sabemos la intención de la clase política. No es el internet un vehículo del conocimiento, es decir del poder. Es totalmente lo contrario. "Si los conectas, van a opinar, van a conocer... Se van a dar cuenta de cómo es que se hace corrupción". Conectividad es la herramienta integradora de los pueblos pobres sin acceso, por lo tanto, sin chance de saber.

"No queremos revoluciones, los queremos desinformados, de tal manera que no hay sublevaciones, motines, ni manifestaciones, no se van a poder organizar". A ésto hemos llegado. Con todo éste dinero perdido en coimas y sobrepagos, hace rato se hubiera terminado de conectar 100% todo el país 5 veces.

CIUDADANOS AFECTADOS

Desafortunadamente los más afectados por la corrupción política somos nosotros la sociedad, en especial a la juventud, ya que esta no deja progresar el desarrollo de un país y transfiere el mensaje errado a éste grupo en formación. Uno de los problemas que tenemos es que vivimos en una sociedad en la cual los ciudadanos no estamos acostumbrados a asumir las cuestiones públicas como temas propios sin darnos cuenta que ésto es perjudicial para todo el conjunto de la sociedad. Es por ello que se debe de incluir a la juventud desde temprana edad política para que aprendan la diferencia entre el "bien" y el "mal".

La corrupción reproduce y consolida la desigualdad social y preserva las redes de complicidad entre las élites políticas, informativas y económicas, consolida el clientelismo político y mantiene funcionando los instrumentos ilegales de control, perpetúa la ineficiencia de la burocracia y genera formas parasitarias de intermediación. Todo esto conduce a la pérdida de credibilidad en el Estado y a la erosión de la legitimidad necesaria para su funcionamiento adecuado.

FALSOS POLITICOS.

Los políticos supuestamente están luchando por el bien común de la nación, son defensores de los ciudadanos electores que los han elegido. Al existir la corrupción política, la deformidad de estos ideales es sufrida directamente por los ciudadanos. El abuso del poder afecta a quienes pagan impuestos y niegan a los más necesitados los servicios básicos, creando un grado de desesperación que genera conflicto violencia y en general puede llegar a terrorismo.

ROBA PERO HACE OBRA.

Las cifras actuales en los casos de corrupción es directamente dinero defraudado a todos nosotros, es decir un robo aceptado sin castigo. Lo más desolador es que la CORRUPCIÓN se ve como un acto inevitable. Uno de los grandes motivos por lo cual sigue existiendo la corrupción es por el hecho de que no hay castigo desde la sociedad civil, penal o judicial. Incluyendo a la prensa, siendo por tanto, cómplices de ella.

Debemos despertar de la impasividad en la que hemos caído durante décadas que podrían servir para mejorar pilares de la sociedad de bienestar, ya que la corrupción tiene un impacto directo en la educación, la salud, la economía, la democracia, la prosperidad y el desarrollo de todos los pueblos pobres y en extrema pobreza de nuestra nación.

Los votantes limitados prefieren obtener ciertos beneficios a pesar de tener que pagar el altocoste de la corrupción. Un proverbio latinoamericano define esta situación a la perfección "roba pero hace obra". Quizás no se hayan planteado la afirmación a la inversa, ¿no será que "hace obra porque roba"?

Prensa Coludida.

La política está siendo sacudida por una tormenta de escándalos de corrupción que diariamente son publicados en los medios de comunicación y cada medio publica desde sus puntos de vista, muchas veces degenerando la noticia en sí para beneficio de algún grupo beneficiado. La sensación que dejan estos escándalos en la opinión pública es que la corrupción se ha apoderado del país y manipula a sus anchas por lo que la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y en sus políticos está sufriendo un durísimo golpe. Ésta desconfianza también afecta a los medios de comunicación, el mensajero se suicida ya que traslada estos escándalos hasta los ciudadanos.

Pero lo irónico es, que como los medios de comunicación desempeñan un papel en la propagación de estos escándalos y la deslegitimación de las instituciones corren el riesgo de perder su propia legitimidad ante su audiencia, peor aún si son juez y parte, es decir, la prensa no puede opinar objetivamente si son parte del conglomerado acusado de corrupción, peor aún si dichas empresas editoriales, pertenecen al grupo de corruptores, del grupo corrupto o en la planilla de ellos.

Los periodistas no pueden ni deben ser cómplices de los corruptos. La lucha contra la corrupción es entre el bien y el mal. Los periodistas deben ser los primeros en dar el ejemplo de imparcialidad y objetividad en términos de transparencia

PARTIDOS POLITICOS Y EL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES

Estamos y vivimos en una paradoja. Todos los partidos políticos han caído en desgracia y debemos seguir escogiendo entre sus candidatos. Imposible crear un partido de gente nueva renovadora y honesta. Sólo algunos tienen ese privilegio y al final todos los ciudadanos debemos votar tapándonos narices entre el "sida y cáncer". ¿Quién determina ésta circunstancia? El sistema. ¿Quién ha creado el sistema? Los partidos y sus financistas. ¿Quiénes son los financistas? Los mismos que reciben las obras por coimas, es decir, los corruptores.

Entonces es muy fácil deducir que nunca vamos a salir de ésta espiral infinita a menos que el pueblo entienda lo que está sucediendo. El Jurado Nacional de Elecciones es cómplice de hecho, por que sin ellos, imposible que el círculo vicioso se mantenga. Imposible romperlo, necesitas medio millón de firmas limpias es decir de nuevos ciudadanos que no hayan firmado nunca por ningún partido o estén afiliados con más de 20 partidos inscritos, por matemática simple se reduce el número de posibles firmantes cosa que lo hace imposible registrar nuevos partidos.

TRABAJO DE REDES.

El trabajo de las redes es movilizar el compromiso de los ciudadanos a la lucha contra la corrupción ya que es fundamental para la construcción de una nación transparente y democrática. Lograr que los jóvenes de un país participen activamente en estas iniciativas constituye una oportunidad única para que los gobiernos perciban su obligación de crear sociedades basadas en la ética y la integridad, en lugar de la corrupción y el abuso.

Los medios de comunicación y la lucha política han entrado en una espiral autodestructiva muy preocupante para todos los intereses. Tanto más si se tiene en cuenta que la revolución de internet ha roto los monopolios tradicionales de comunicación. Es ahí nuestra última trinchera.

UN SENTIMIENTO.

Una proporción cada vez más grande de la población sigue entrando en un estado anímico de indignación e impotencia. En primer lugar, por el malestar interior, la desinformación, la falta de calidad de vida o carencia de valores y principios que sirvan de referente para guiar a diario nuestras decisiones, y, más importante aún, alimentar nuestro espíritu y nuestra esperanza. En segundo lugar, un estado creciente de impotencia acerca de lo que se puede hacer para remediarlo, pues se ha perdido la credibilidad, en una sociedad donde el interés particular prevalece, sin límites, sobre el bienestar colectivo.

Siento asco por la corrupción, rabia e impotencia por tanta gente honesta que pueda existir en nuestro país, en todo grado, me siento avergonzado por esta etapa crítica en la que vivimos, donde ninguno se salva, ya sea por corrupto, corruptores y los medios cómplices. No debemos descansar hasta desterrar a todos los corruptos enquistados y hacer que paguen por sus delitos. Para ello debemos darnos cuenta, y comunicar vehementemente via todas las redes sociales con estas últimas tecnologías superiores a la prensa ordinaria, de que está en nuestra manos no permitir que esta lacra social subsista en todas sus facetas, ni siga coexistiendo, viviendo de nuestras carencias sociales, económicas, limitando recursos que son de todos nosotros y en especial de los más pobres que tanto lo necesitan.